Blog

Vence tus Miedos (Parte 2/2)

  |   Tenis Mental

¿Sabías que según un estudio científico, tenemos unos 60.000 pensamientos diarios, y la mayoría son negativos, repetitivos y del pasado?

En esta segunda parte del articulo Vence tus miedos’, profundizaremos en cómo los pensamientos pueden generarnos miedo, y qué podemos hacer para que estos pensamientos no limiten nuestro rendimiento.

 

¿Cómo los pensamientos pueden generar miedo?

 En muchas ocasiones, los jugadores solemos evitar las situaciones  y pensamientos negativos más profundos para no sentir miedo, sin embargo está demostrado que la mayoría de pensamientos negativos son:

  • Un 40% situaciones que nunca pasarán.
  • Un 30% acerca de cosas que ya han ocurrido y no podemos hacer nada.
  • Un 12% sobre la salud sin fundamento alguno.
  • Un 10% situaciones diversas que no conducen a nada.

 Un claro ejemplo puede ser un jugador que decide sacar por abajo, por temor a cometer más dobles faltas durante un partido. Este comportamiento donde evitamos experimentar lo que nos da miedo impide que afrontemos esta situación, lo que daña nuestro rendimiento, limita nuestro aprendizaje y crea desconfianza, entrando así en un círculo vicioso.

 

¿Qué podemos hacer para que no nos limite?

Sabemos que la solución a todo esto se encuentra en el neurocórtex (la zona del cerebro desarrollada más recientemente y que nos permitió evolucionar a homo sapiens).

Es en esta zona, conocida como el cerebro racional, donde podemos diseñar planes de acción ante situaciones de alto estrés emocional. Esto no nos permite eliminar o modificar nuestro miedo directamente, pero sí nos permite actuar de manera racional mientras lo estamos experimentando, lo que con el tiempo nos permite ser conscientes de la situación que afrontaremos sin estrés.

Para poder ejecutar esta función que todo ser humano es capaz, debemos seguir los siguientes pasos:

 

1.- Entenderlo y Aceptarlo

 Entender que en todo aprendizaje habrá situaciones desconocidas y aceptar que esto puede generarnos miedo.

 

2.-Deseo profundo de cambio

 Una vez entendemos y aceptamos que esta situación nos esta generando miedo y limitando nuestro rendimiento, hay que reflexionar si estamos totalmente dispuestos a modificar la experiencia ante esta situación.

 

3.-Observar y profundizar

 Debemos observar nuestro comportamiento antes, durante y después para intentar descubrir cual es el verdadero origen del miedo que sentimos ante esta situación. Un ejemplo puede ser cuando un jugador se lesiona del hombro en un saque y  una vez recuperado se bloquea en el saque por miedo a lesionarse.

 

4.- Centrarse

 En este paso es necesario diseñar un plan racional de actuación sobre las cosas que tenemos control o influencia, para que cuando experimentemos esa situación y se active nuestro miedo seamos capaces de tener un plan automatizado que nos permita superarla. Un ejemplo puede ser, establecer una rutina donde entre punto y punto utilicemos técnicas de respiración y la visualización para que ocupen nuestra atención y nos libere de los pensamientos limitadores.

 

5.- Masterización

 Una vez ejecutado el proceso, lo más importante es no juzgar cada uno de los intentos, sino limitarse a repetir el proceso. Este proceso debemos iniciarlo primero fuera de la pista, de manera específica y durante los entrenamientos,  y una vez automatizado durante los partidos y situaciones de máxima tensión.

 

En conclusión, saber como observar y profundizar en el origen de tus miedos, despertará en ti una seguridad interior que te permitirá ver las amenazas externas con una nueva perspectiva, acelerando así tu aprendizaje de manera extraordinaria.

Para más información de cómo diseñar una rutina eficaz, puedes contactar con nuestro equipo  de mental training o visitar nuestra  area de mental coach.

 
 

Carlos Canudas

Mental Coach Director